jueves, 18 de febrero de 2010

de pedagogias y otros asuntos " financieros "

Dice la pedagogía que impone el pensamiento único:


Aprende para producir, consume para sentir, calla para trabajar.

Dice la pedagogía del pensamiento colectivo:

Aprende para vivir, crea para sentir, participa para conocer.

Marieta Manso.
 
(Reseña de consume hasta morir)
Tiene 14 años y ya es maestra.

Vive en un campamento del MST (Movimento dos trabalhadores rurais sem terra) en la ciudad de Goiania, en Brasil.
Llevan casi un año viviendo en casas hechas con pocas maderas y mucha lona de plástico negro. Pusieron el campamento para pedir tierras para cultivar.
Los niños y niñas juegan.
Los mayores trabajan para que su lucha no sea una utopía.
En la escuela ella les enseña canciones:
“Bandeira, bandeira, bandeira vermelhinha
o futuro da naçao na mão do sem terrinha.”
“Educaçao, rebeldia,
Paulo Freire e o nossa guia.”
“Brilha o seu
a estrila do Ché
nos somos militante do MST.”
Y otra, que es la que a ella más le gusta:
“Alerta, alerta, alerta que ecaminha,
constuido o socialismo ma America latina.

2 comentarios:

jose alberto dijo...

Así es, amiga... buena definición del pensamiento único empresarial en el que nos encontramos inmersos (educar no a personas, sino a futuros trabajadores dóciles capaces de olvidar que tienen vida con tal de que produzcan más)
Ser conscientes, tomar conciencia uno mismo y ayudar a tomar conciencia a los demás es el primer paso para avanzar hacia la libertad y la felicidad real.

isthar en la noxe dijo...

Gracias por el comment Jose. Por ahi van los tiros si....conciencia crítica...
besines cuidate